bienestar_laboral

Work life balance: cómo mejorar el bienestar laboral de tus colaboradores

En el 2020 la salud laboral se ha convertido en una de las principales preocupaciones de las compañías y de los propios profesionales. Según un reciente estudio realizado por Oracle, la pandemia COVID-19 ha traído consigo el año de trabajo más estresante para las personas, afectando negativamente la salud mental del 78% de la fuerza laboral mundial. En España los datos también son alarmantes: el 90% de los profesionales se siente estresado, y uno de cada diez dice tener ansiedad.

Falta de sueño, estrés, dificultades para conciliar… que la lista de problemas afecte más a las personas que teletrabajan no es casualidad. En muchos casos estos profesionales carecen de los recursos necesario para poder gestionar con eficacia la actual dinámica laboral. Las organizaciones deben por tanto priorizar la salud de sus colaboradores con acciones concretas que fomenten el equilibro entre trabajo y vida personal, evitando así el temido descenso de la productividad.

impulsar_talento_equipo_minibannerColaboradores motivados, productivos y felices. ¿Es posible?

Cuando hablamos del término work life balance nos referimos a todas aquellas políticas organizacionales que equilibran la carga laboral con el espacio personal de los profesionales. La importancia de esta materia es bastante clara: la búsqueda de la felicidad en el entorno laboral.  Cuando las personas pueden armonizar su desarrollo profesional con sus metas personales, y la conciliación laboral se convierte en una realidad palpable, la calidad de vida de los trabajadores mejora.

Sin embargo, mejorar el bienestar laboral solo es lo correcto para tus equipos sino que también es lo mejor para tu empresa. Aquellas compañías que se preocupan por desarrollar el bienestar laboral de sus empleados pueden experimentar un crecimiento de sus ingresos, incluso en momentos de inestabilidad como el actual. De hecho, tal y como indicaba el informe “Rising resilient a new generation of worplace is emerging” el 80% de las empresas consideran la salud y el bienestar como factores determinantes para sus organizaciones a largo plazo.

Un mayor bienestar laboral se traduce definitivamente en un aumento de la resiliencia, la competitividad y la productividad.

¿Cómo fomentar el bienestar de tu equipo?

Para alcanzar el bienestar laboral hace falta generar y fomentar una cultura del work life balance entre todos los integrantes de la empresa. Para ello, los RR. HH. pueden desarrollar un programa de bienestar laboral que permita consolidar el compromiso sin dejar de lado la calidad de vida.

  • Escuchar inquietudes e intereses. El primer paso para crear un plan de bienestar laboral es definir los objetivos. Además de realizar un análisis del punto de partida, es sumamente importante escuchar a los empleados para conocer cuáles son sus miedos, inquietudes e intereses. ¿Cuáles son sus problemas? ¿Qué acciones concretas les gustaría recibir por parte de su compañía? De esta manera será posible equilibrar las necesidades de la empresa con las de los propios trabajadores. Una vez establecidas las prioridades, debemos analizar los resultados para conseguir que la motivación sea un constante y no solo una consecuencia puntual.
  • Establecer beneficios. Como por ejemplo el reconocimiento profesional, el desarrollo de planes de carrera o la puesta en marcha de propuestas para la conciliación laboral. El sistema de beneficios dependerá de las necesidades de tus equipos y de las políticas que desees priorizar dentro de tu compañía. Por ejemplo flexibilidad horaria, programas de formación y carrera, facilidades para el desarrollo educativo de las familias o incluso descuentos en actividades y eventos.
  • Fomentar hábitos saludables entre tus colaboradores. La formación permite adquirir las habilidades necesarias para poner en práctica hábitos que mejoran el entorno, el clima y la salud de los equipos. Por ejemplo, con planes de formación para desarrollar las soft skills de los trabajadores que permitan mejorar sus tareas, aumentar su productividad y reducir el estrés diario.
  • Comunicación fluida y regular. Esta debe ser un constante para que los empleados se sientan abandonados por los responsables de la compañía. Así mismo, se puede establecer un código de buenas prácticas donde se recojan todas las medidas y se establezcan las pautas éticas que regirán en la empresa. De esta manera las personas siempre tendrán una guía referente a la que acudir en caso de dudas.

Para ayudarte a desarrollar hábitos saludables entre tus colaboradores, ten en mente las habilidades que les permita organizar mejor sus tareas, aumentar su productividad y reducir su estrés diario. Estas son las 6 soft skills que te sugerimos desde B-Talent:

habilidades_desarrollo_bienestar_laboral_infografía

Como ves, apostar por la salud laboral de tu equipo es apostar por mejorar su compromiso emocional con tu organización, manteniéndolos motivados, felices y productivos. ¿Quieres impulsar el talento y el bienestar de tus colaboradores? En B-Talent te ayudamos a conseguirlo.

¿Te gusta este contenido? Compártelo.

Posts Relacionados

Otros contenidos interesantes