fbpx

Las tendencias de 2019 en contenidos de formación online

En los últimos tiempos, las empresas han tenido que adecuar sus programas formativos en base a las nuevas pautas de consumo de contenidos. Sobre todo, para poder adaptarse a las necesidades de sus empleados. Escuchar y comprender a los colaboradores es fundamental si queremos establecer un modelo de aprendizaje de éxito. Las personas cambian, y los modelos de aprendizaje deben cambiar con ellas.

Precisamente, las últimas tendencias en contenidos de formación y cómo las empresas están adaptando sus programas formativos en base a las necesidades de sus empleados, ha sido la temática del último webinar de Cornestone España. Celebrado el pasado 19 de febrero, contó con la participación del CEO y fundador de B-Talent, José Luis de Federico.

Las últimas tendencias en contenidos de formación

En este webinar, quedó patente que la transformación digital en las empresas viene impuesta, no es opcional. Esto trae consigo inevitablemente que el profesional tenga que desarrollar nuevas habilidades y competencias en consonancia con este nuevo paradigma.

Los diferentes estudios que abordan el futuro del mercado laboral, hablan claramente de dos tendencias fundamentales:

  • Por un lado, la mayoría de los puestos de trabajo que se ocupen de aquí a diez años aún no existen. Según el Observatorio para el Empleo en la Era Digital: el 80% de los jóvenes españoles entre 20 y 30 años que encuentre empleo en el futuro próximo, ejercerá profesiones recién nacidas o que todavía se están gestando.

  • Y, por otro, tal y como recoge McKinsey Global Institute en uno de sus últimos estudios, el 45% de las actividades de los trabajadores serán sustituidas por automatismos e Inteligencia Artificial (IA).

En este contexto, las claves que marcarán la diferencia entre los buenos profesionales y los profesionales de éxito son dos: El desarrollo de soft skills y el digital mindset, o cultura digital. Pero ¿cómo pueden las empresas desarrollar el máximo potencial de sus colaboradores? Deberán establecer procesos de aprendizaje sencillos y atractivos. En este sentido, las nuevas metodologías formativas, como el microlearning o la gamificación, pueden asegurar el éxito, eficiencia y rendimiento de la formación.

Cómo adaptarnos a las nuevas tendencias en contenidos de formación

En base a lo comentado en el Webinar de Cornestone, para desarrollar un programa formativo exitoso, debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1. El vídeo es el rey

Según el estudio Global Digital Report de We are Social y Hootsuite, solo en España, pasamos una media de 5h y 20 minutos diarios conectados a internet, especialmente desde dispositivos móviles, que ya representan más de un 52% del tráfico web a nivel mundial. Como resultado, los contenidos más breves y visuales permitirán una mayor asimilación de conocimientos.

Son los microcontenidos y los formatos como el vídeo, los que mejor se adaptarán a las necesidades de los empleados. Al igual que la vista muro, familiar para ellos gracias al uso extendido de redes sociales como Facebook.

2. Entender la formación como una necesidad

Los empleados deben entender que la evolución y la mejora de su perfil profesional es fundamental si quieren convertirse en mejores profesionales. Además, es importante que los trabajadores perciban la formación como una estrategia empresarial. Un valor añadido que mejorará la competitividad de la empresa. Por este motivo, también los directivos deberán participar en los programas formativos, creando ellos mismos contenidos que sirvan de referencia a sus colaboradores y les aporten un plus de motivación para llevar a cabo la formación.

3. Aprendizaje colaborativo

Fomentar el aprendizaje social y colaborativo es fundamental para el desarrollo de habilidades y competencias como el liderazgo, la empatía, el trabajo en equipo o la orientación al resultado. Además, fomentará la integración de los diferentes perfiles en la empresa, el establecimiento de sinergias entre compañeros para el logro de un objetivo común y el sentimiento de pertenencia al equipo.

4. Gamificación

Como comentábamos, las empresas deben estar al día de las nuevas metodologías para la formación de sus empleados. Entre ellas, la gamificación despunta como modelo clave en el desarrollo de habilidades y competencias. Las formaciones que incluyen dinámicas de gamificación generan más de un 90% de retención de conocimientos y aplicación de conceptos al puesto de trabajo.

5. Digital sí, pero sin perder de vista al empleado

Debemos pensar en nuestros empleados. No todos ellos se sienten cómodos con las nuevas tecnologías, en ese caso, puede ser interesante un programa de formación blended, que apoye la parte de e-learning con bloques presenciales. Según el Workplace Learning Report, de LinkedIn, un 49% de los empleados prefiere tener la oportunidad de formarse in situ cuando les surge una determinada necesidad: momentos antes de una negociación, una reunión con cliente, una presentación en público, etc.

Cómo medir la efectividad de nuestro programa formativo

A priori, medir el retorno de la inversión en formación puede parecer una tarea compleja. Sin embargo, las empresas pueden medir fácilmente el éxito de sus programas formativos a través de una serie de procesos:

  • Escuchar a los empleados. Ver cómo evalúan el contenido a través de métodos de valoración sencillos, o encuestas. Como, por ejemplo, a través de apps corporativas que facilitan la participación del empleado.

  • Escuchar a los directores de departamento o responsables de equipo para valorar la evolución de los empleados. Tan sencillo como analizar si su equipo ha mejorado en las competencias que necesitaban desarrollar. Para ello, es importante que las formaciones se hagan en base a un análisis previo que permita efectuar la comparación entre el antes y el después del programa formativo.

  • A través de ratios como la completitud de la formación, el engagement y participación del usuario, o la retención de los conocimientos a través de su aplicación al puesto de trabajo.

En base a la consecución de mejores resultados, los nuevos contenidos basados en dinámicas como el microlearnig y la gamificación se están consolidando como los más efectivos. En los últimos proyectos realizados por B-Talent, las formaciones que incluyeron este tipo de metodologías lograron una media del 92% de completitud y 89% de engagement. Aunamos este tipo de metodologías junto con las últimas tendencias en contenidos de formación y el mapa más completo de competencias del mercado, para la formación en soft skills que tu equipo necesita.

Soft Skills Disrupted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *