fbpx

La resiliencia no es innata: aprende a potenciarla entre tus colaboradores

Los cambios que ha generado las nuevas tecnologías en las empresas han provocado que los profesionales de hoy en día tengan que adaptarse a nuevas herramientas y formas de organizar el trabajo diario. Incluso, han incitado a la creación de nuevos puestos de trabajo que hasta ahora no existían. En este nuevo entorno laboral, la resiliencia se convierte en una de las habilidades clave en equipos altamente efectivos. Saber adaptarse a los cambios, superar los contratiempos y, sobre todo, salir reforzado de las adversidades, se ha convertido en una cualidad indispensable.

Características de las personas resilientes

¿Aún crees que la resiliencia solo beneficia a los empleados en su ámbito personal?, ¿crees que no puede traer consigo beneficios para tu empresa? Te explicamos 4 características de las personas resilientes que te harán cambiar de idea:

Son capaces de combatir su propia resistencia al cambio.

Cuando una persona deja de llevar a cabo tareas con las que está familiarizada para gestionar otras desconocidas, experimenta un sentimiento de pérdida de control. Por este motivo, es natural que todos mostremos cierta resistencia ante los cambios. La comodidad que implica vivir en nuestra zona de confort es difícil de superar. Sin embargo, un equipo que no es capaz de seguir adelante será incapaz de asumir nuevos retos y lograr los objetivos marcados para aumentar la competitividad de la compañía.

Muestran una actitud positiva ante los problemas y las dificultades.

En nuestro trabajo diario, debemos enfrentarnos continuamente a contratiempos y dificultades. Problemas técnicos, retrasos, fallos humanos…, son errores comunes que pueden provocar que una tarea, incluso las que repetimos continuamente, se complique. La forma en la que nuestro equipo afronte estas situaciones será clave para distinguir a los profesionales resilientes. Ellos tendrán una actitud positiva, mostrándose dispuestos a solucionar el error. Los que no lo son, se encerrarán en la negatividad, lo que provocará un retraso en la resolución del conflicto y, por lo tanto, restará productividad al conjunto del equipo.

Se amoldan a las nuevas exigencias del entorno de manera proactiva.

No solo afrontan los cambios o conflictos con positividad, sino que lo hacen de manera proactiva. Es decir, serán capaces de aprender de las dificultades. Todo ello los llevará a reconocer en el futuro posibles puntos débiles y ser capaces de anticiparse a los errores. Además, provocará que aumente su seguridad, sintiéndose más motivados para llevar a cabo su trabajo diario.

Asumen funciones distintas a las actuales de forma efectiva.

Al ser personas proactivas, seguras y con un alto índice de adaptabilidad, son capaces de asumir nuevas tareas y funciones. Esto tendrá repercusiones positivas en tres ámbitos:

  • La organización, que contará con profesionales multidisciplinares altamente cualificados.
  • Los responsables de equipo: Podrán delegar nuevas tareas en sus colaboradores.
  • Los propios empleados: Se sentirán más valorados por sus responsables y motivados para ejercer más funciones dentro de la compañía.

Cómo potenciar la resiliencia entre los miembros de tu equipo

La resiliencia no es una característica innata, se puede aprender y entrenar. Si quieres potenciarla entre tus colaboradores, debes prestar atención a estos aspectos:

  • Tú, como líder del equipo, debes ser el primero en mostrar un comportamiento resiliente ante los cambios y adversidades.
  • Debes orientar a los trabajadores para que sepan perfectamente cuáles son sus objetivos. De este modo encontrarán sentido a cada una de sus tareas y estarán orientados a la consecución de los objetivos marcados.
  • No solo son tus trabajadores los que deben mostrar una actitud positiva ante el cambio. La organización deberá demostrar también su capacidad de adaptabilidad al entorno.
  • Fomenta la colaboración y el trabajo en equipo. El establecimiento de lazos y sinergias entre compañeros ayudará a que cada uno de los miembros de tu equipo se sienta respaldado. De este modo, aumentará su seguridad y permitirá que los empleados compartan consejos, experiencias y buenas prácticas que faciliten la resolución de conflictos.
  • Valora la creatividad. Fomentar la creatividad entre los miembros de tu equipo ayudará a que sean más atrevidos e innovadores a la hora de enfrentarse a cualquier adversidad.
  • Delega De este modo, no solo ayudarás a que tus colaboradores realicen su trabajo de forma autónoma, sino que aumentarás su compromiso y participación en la compañía.
  • Promueve un feedback constructivo y haz partícipes a tus empleados, no solo de los problemas y errores cometidos, sino de los logros del equipo.
  • Forma a tus empleados. Si quieres aumentar la resiliencia entre los miembros de tu equipo, no dudes en optar por un programa formativo capaz de potenciar esta competencia. En B-Talent, contamos con un diccionario de más de 160 competencias, de la mano de los mejores expertos y con la metodología más innovadora para el desarrollo de soft skills de tu equipo.

Soft Skills Disrupted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *