fbpx

Liderazgo inclusivo. ¿Cómo gestionar con éxito la diversidad en la empresa?

Cada vez son más comunes las empresas conformadas por personas de diferentes culturas y edades, con diferentes capacidades, estilos de vida y formas de ser. Esta diversidad empresarial, lejos de considerarse una desventaja, supone un valor estratégico que da cabida a todo tipo de talento necesario para el correcto funcionamiento de la organización. Se trata de una fortaleza que potenciada a través de una serie de habilidades como la igualdad, el empoderamiento femenino o el liderazgo inclusivo, supone una oportunidad competitiva para cualquier entorno laboral.

De hecho y según el último estudio sobre diversidad e inclusión en la empresa realizado por Bloomberg, los equipos inclusivos compuestos por perfiles de diferentes edades y regiones geográficas toman mejores decisiones un 87% del tiempo. También en aquellos equipos directivos diversos en género, en los que existe un equilibrio positivo entre hombres y mujeres, los resultados empresariales obtenidos han mejorado positivamente.

Características del liderazgo inclusivo

Una de las principales funciones de las personas que lideran es la de fomentar la comunicación en el equipo y actuar como puente que facilite las relaciones de los agentes implicados en los procesos de trabajo. Sin embargo, no siempre resulta fácil saber cómo actuar cuando se gestiona un equipo diverso. ¿Qué estrategias seguir para gestionar un equipo fuera de tu país? ¿Y para gestionar a un equipo con una cultura organizacional diferente a la tuya?

El liderazgo inclusivo se encarga de instalar una filosofía de inclusión, liderar procesos de gestión de la diversidad y promover un sentido de comunidad cohesionada.

Aunque la gestión de la diversidad es un reto tanto para los profesionales como para sus líderes, con el desarrollo de un liderazgo inclusivo conseguiremos:

– Incrementar la productividad, generando un impacto positivo en la cuenta de resultados
– Aumentar la creatividad y la innovación de todo el equipo
– Desarrollar y fidelizar el talento interno, y generar un rendimiento superior a la media
– Disminuir el absentismo y la rotación de personas de la plantilla
– Mejorar la eficiencia de la comunicación interna y el feedback

Claves para liderar con éxito en la diversidad

Ser un líder inclusivo permite crear sinergias entre equipos diversos para aprovechar su máximo potencial. Sólo si las personas se sientes valoradas e incluidas se atreverán a dar su opinión, a poner su singularidad al servicio del equipo y a explorar para encontrar nuevas maneras de hacer las cosas.

Para potenciar la inclusión en el estilo de liderazgo de tu compañía, además de conocer, valorar y aceptar lo diferente, es necesario desarrollar una serie de comportamientos que ayuden a todos tus colaboradores a adaptarse a la diversidad. Son los siguientes:

Construye relaciones con autenticidad y valentía

La inclusión requiere líderes que se atrevan a ser singulares y que sean capaces de construir una red de relaciones con autenticidad y valentía. Muestra tu propia particularidad y descubre la de tu equipo, permitiendo que cada colaborador se exprese con libertad y empatía. Para conseguirlo, demuestra siempre tu cercanía y disponibilidad para darles aquello que necesitan en todo momento.

Crea un entorno seguro e inclusivo

Crear un entorno seguro e inclusivo en el que tu equipo se sienta partícipe y libre de juicios, ayudará a desarrollar las fortalezas de tus colaboradores. Pero, ¿cómo conseguirlo? Ofrece siempre tu colaboración, valora los esfuerzos de cada persona y házselo saber. Cuestiónate a ti mismo para ser consciente de tus propios prejuicios y de cómo estos afectan a los demás. Comunica en clave de beneficios y muestra qué reporta el trabajo en equipo a cada persona.

Flexibiliza la comunicación

Un líder inclusivo debe ayudar a otras personas a flexibilizar su comunicación con el equipo, sensibilizando a todos y creando una cultura de feedback positivo que ayude a mejorar. Para ello, promueve una comunicación de forma consciente y con calidez, empatizando con cada uno de los profesionales y valorando sus pensamientos y emociones. Adapta también el contenido y la forma de los mensajes en función de la diversidad existente en el equipo, por ejemplo utilizando el modelo de Belbin.

Estimula el conflicto positivo para innovar

Entiende las ideas como una posibilidad de cambio, y no como un cúmulo de opiniones que puedan generar conflicto. Al contrario, explóralo de manera constructiva como una fuente de creatividad e innovación.

Para estimular el conflicto positivo garantiza el buen conflicto. Algunas claves: anticípalo y gestiónalo con rapidez antes de que pueda desembocar en un problema mayor. Celebra el éxito obtenido a partir de este para que las personas del equipo aprendan a confiar en este proceso. También puedes crear espacios de diálogo donde el equipo se exponga de forma conjunta a nueva información o aplica metodologías y técnicas como el brainstorming o el design thinking.

Promueve la autonomía y la responsabilidad

Aprende a soltar el control de la situación. Deja que el equipo logre sus metas con autonomía y se responsabilice para alcanzar los resultados deseados. Para ello, dialoga con tus colaboradores sobre la visión y objetivos a conseguir. Conoce a cada persona y adapta tu liderazgo a su perfil. Pregunta y averigua cómo prefieren desarrollar sus tareas y establece metas intermedias que permitan la autogestión. Por último, evalúa y da feedback constante hasta que puedas delegar con total autonomía.

Implementando estas pautas de liderazgo inclusivo conseguirás empresas con líderes capaces de crear y promover un entorno seguro, en el que un equipo muy diverso pueda conseguir resultados extraordinarios.

Soft Skills Disrupted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *