fbpx

Las 5 competencias clave para todos los profesionales

A la hora de hablar de habilidades profesionales, existen ciertas competencias que no son necesarias en todos los puestos de trabajo, ya que dependen de las funciones profesionales.  Por ejemplo, el liderazgo es una competencia fundamental para una persona que dirige equipos, o la negociación es muy importante para alguien que se dedica a la actividad comercial, pero ambas competencias no son esenciales para alguien fuera de ese rol o profesión respectivamente.

Sin embargo, otras competencias son comunes a todos los trabajadores, sea cual sea el rol o la profesión que estos tengan. Existen 5 aspectos que todos deberíamos tener, y si no es así, hacer por desarrollarlos,  para ser más efectivos en nuestro trabajo y obtener así mejores resultados.

Competencias profesionales que cualquier trabajador debería desarrollar

1- Comunicación eficaz: A lo largo del día, en todos los ámbitos de la vida, dedicamos mucho tiempo a hablar con otras personas. Pero no siempre nos comunicamos eficazmente. Para que así sea, es fundamental tener en consideración a la otra persona, identificar sus características y saber adaptarse a ellas. Además tan importante es saber expresarse, como saber escuchar, ya que el intercambio debe ser bidireccional. Como seres sociales, la comunicación es la base de nuestras relaciones, por lo que esta no es solo una competencia básica para cualquier profesional, si no para cualquier persona.

2- Productividad y eficiencia: Irte del trabajo sin terminar lo que te habías propuesto es una sensación que seguro has tenido más de una vez y que seguro te ha provocado estrés y frustración. Aprender a ser una persona productiva y eficiente te ayudará a tener el control de tu tiempo, sentirte más relajado y conseguir tus objetivos.

3- Trabajo en equipo. En la mayoría de las empresas el trabajo en equipo es fundamental para conseguir ser competitivo y responder con rapidez a las exigencias del mercado. Sin embargo, muchas veces se desempeñan las tareas de forma individual sin tener en cuenta el resultado conjunto y sin conocer lo que realizan los demás compañeros. Ser conscientes de cuál es nuestro papel dentro del equipo, reflexionar sobre nuestro cometido y funciones, enfrentarnos a él con una actitud participativa y fomentando un ambiente de colaboración, comunicación y confianza, nos permitirá lograr mejores resultados individual y colectivamente, además de favorecer el aprendizaje entre personas y aumentar nuestra motivación.

4- Actitud positiva. No podemos cambiar lo que sucede a nuestro alrededor, pero sí podemos cambiar nuestra percepción sobre ello. Una actitud negativa desencadena un efecto dominó que afecta a todo lo que está alrededor y provoca una disminución del rendimiento. Sin embargo, afrontar las adversidades con una actitud positiva, dejar de pensar en problemas y comenzar a hablar de oportunidades o automotivarnos ante situaciones difíciles, nos permitirá ser más felices, tener mejores relaciones interpersonales y crecer personal y profesionalmente.

5- Creatividad. Si en lugar de darnos por satisfechos con nuestra manera habitual de hacer las cosas, usamos la creatividad para descubrir nuevas opciones que antes nunca nos habíamos planteado, seremos más flexibles, más proactivos y conseguiremos mejores resultados. Aunque nos parezca que la creatividad es una cualidad que o se tiene o no se tiene, la realidad es que es una competencia que todos podemos desarrollar.

Si crees que tienes un gran campo de mejora en alguna de ellas, la buena noticia es que con formación y entrenamiento las puedes desarrollar y podrás comprobar cómo mejoran tus resultados y tus sensaciones en el trabajo.

BTalent_Formacion_soft_skills_elearning

Chief Operations Officer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *